Ya os habíamos hablado en otro post de la versatilidad de los apliques de pared para la decoración de nuestros hogares.

¿No os lo creíais? Pues ¡toma versatilidad! Aquí está lo último que nos acaba de llegar: nada menos que la guitarra de Eric Clapton, a tamaño natural. O la de Mark Knopfler. Mmmm… ¿no será la de Keith Richards?

Pues no sé si ésa de arriba es la que usa el bueno de Eric, pero se le da un aire que lo flipas. Ya le preguntaré la próxima vez que le vea. Ah, que no cuela. Vale.

Si no os gustan las Fender, arriba tenéis una tipo Gibson,

y aquí una Ovation, fusilada, oye.

¡Y qué bien acabaditas! Fijaos en el clavijero, y en los detalles. ¡Y qué pulido!

Si alguien se había creido que los apliques sólo eran para gente clásica y seria, ya veis que no. Y ojo, que esto no es más que un avance de novedades. ¡Llegarán más!

Y ahora os dejo porque tengo que ensayar. A ver, ¿cómo era aquello de Smoke on the Water? ¡Ah, sí! Ya me acuerdo.

¡¡¡Chan, chan, channn, chan, chan, chan-channn, chan, chan, channnnnn, chan-chan…!!!

Oig, qué bién me sale. Es que con estas guitarras…

Os esperamos.