Cómo es la familia. ¿Verdad, Don Corleone? En este otro post os hablamos de una serie de jarrones y paragüeros de metal, y resulta que ¡tenían familia!

Y no veáis cómo se han puesto. Que si ellos no salen, que si hay discriminación, que si se van a quejar al Don y luego va a parecer un accidente, que si esto, que si lo otro…

Así que antes de seguir aguantándolos (y porque no queremos que nos ocurra ningún accidente) os presentamos estos jarrones (y esta jarra), bonitos, decorativos, y, queda dicho, parientes del otro juego que os mostramos.

También son metálicos, así que si se caen no se rompen. Otra ventaja.