Hoy os presentamos unas estupendas alfombras, destacadas especialmente por ser trotonas y duraderas: las alfombras de mimbre.

De tipo rústico, valen tanto para terraza como para interior. Vienen en formato rectangular y redondo, en las siguientes medidas:

Redondas, de 90, 120, 150, 180, 220 y 240 centímetros.

Cuadradas, de 60×90, 90×120, 120×180, 150×210 y 180×240 centímetros.

¿Y sabéis qué? Varias de nuestras clientas nos han indicado que son especialmente indicadas para quienes tienen gatos: no me preguntéis por qué, pero parece ser que los a los gatos no les gustan estas alfombras, no se acercan y por lo tanto no las destrozan. Cosas que pasan.

Tienen un aspecto muy práctico: cuando no se usan, se doblan, como una servilleta, y se guardan en cualquier lado.