Nacimiento, belén, misterio, que de todas esas formas se llama a la representación con figuras del nacimiento de Jesús.

Lo de nacimiento es bien lógico: la propia palabra lo dice: na-ci-mien-to. Lo de Belén, pues también, ya que Jesús nació allí. Si hubiera nacido en Vladivostok diríamos: “vamos a montar el Vladivostok”. Así que, bien pensado, es una suerte que naciera en Belén, que es más bonito y hasta sirve de nombre propio.

Lo de misterio debió ser por el mosqueo que pilló San José… pero como es Santo, enseguida se le pasó. Es que las cosas, en cuanto se explican… pues eso.

Ya hablando en serio, os empezamos a mostrar con este post las novedades en decoración navideña para este año 2011, y comenzamos por estos belenes-misterios-nacimientos.

Están primososamente hechos con tela sobre el cuerpo de resina, y como podéis ver en las fotos, el nivel de detalle y cuidado puesto en la elaboración es fantástico. Hasta el último pliegue está perfectamente conseguido y todos los detalles son de un enorme realismo.

Vienen en tamaños entre 20 y 40 centímetros, y son muy indicados para quienes no quieran hacer, o no tengan espacio para belenes grandes de muchas figuras. Vienen de una pieza o como máximo en tres, con lo cual, como podéis imaginar, se monta en un plis-plas.

En sucesivos posts continuaremos enseñándoos las novedades de decoración de Navidad, que os aseguramos que son muchas y muy bonitas.