¡1 de diciembre! (Sí, ya sabemos que es día 2, pero es que hemos estado muy ocupados preparando las tiendas).

Y ¿qué pasa el 1 de diciembre? Que empieza la campaña de Navidad. Y las tiendas se engalanan, se encienden las luces, nuestro Papá Noel de tamaño natural ocupa su lugar en la puerta saludando a la concurrencia, la gente entra a raudales para adquirir la decoración navideña y los regalos, los pájaros cantan, las nubes se levantan, baja la prima de riesgo, se acaba la crisis, y… ¡plop! acabo de despertar.

Pero, aunque soñar no cuesta nada, menos aun cuesta llevarse montones de regalos sorpresa. ¿Que qué son los regalos sorpresa? A ver: si son una sorpresa, ¿cómo te lo vamos a decir? Si lo dijéramos ya no sería una sorpresa. De cajón.

Ahora en serio, nuestros clientes habituales ya saben que por el simple hecho de comprar en nuestras tiendas más de 6 eurillos durante la campaña de navidad, encontrarán en su bolsa un paquete extra: un sobre sorpresa. Y según la compra sea más grande, mayor será la sorpresa. Sin sorteos ni condiciones de ningún tipo.

Es nuestra manera de alegrar las compras a nuestros clientes y de agradecerles su fidelidad. Y ahora os dejamos con el dibujo más kitsch que hemos sido capaces de perpetrar para felicitaros las fiestas…