El mueble auxiliar es el aliado perfecto para tu casa.

Es el que se mete en cualquier sitio, el que te va como anillo al dedo en ese rincón desprovechado en el que no te cabe nada, el que sirve tanto para un roto como para un descosido, y que, a lo tonto a lo tonto, te va amueblando una habitación, una cocina o un baño casi sin darte cuenta.

Os presentamos una serie que viene en dos colores: blanco o madera natural. Como veis, es un mueble de carácter esencialmente práctico y enfocado a la ordenación del hogar, pero con unos acabados y una estética de primera división.

La variedad de colores de las cestas te permite combinarlo con cualquier ambiente, y sus tamaños van desde el módulo más pequeño de 30 cms de lado, con dos alturas, hasta el mueble de tres cuerpos con que encabezamos este post.

Os dejamos con una galería para que pinchéis y ampliéis las fotos.