Está claro que cojines hay y habrá siempre para todos los gustos pero no me negaréis que a  un cojín un bordado le da un puntito de “algo más”. Le da un toque especial, lo diferencia de los demás cojines como si fuera un hermano mayor algo resabidillo.

Y esto es justo lo que os enseñamos en todas estas fotos: unos cuantos cojines bordados, bien con vivos colores que alegran cualquier fondo liso u oscuro y le dan vida a una habitación, o simplemente cojines de un solo color con un bordado que destaca sobre el fondo del cojín y le imprime carácter.

Sea como sea, un cojín bordado es algo especial y sin duda es para gente realmente especial. Ven a apreciarlo a Otracosa, será un amor a primera vista.

Os dejamos con una galería para pinchar y ampliar.

Fotos: Luci