Las papeleras de metal son un clásico de 100×100. No hay nada más elegante para ese rincón de tu cocina que, precisamente, es el que habitualmente no queremos ver mucho: allí donde habita la inmundicia (toma ya elegancia dialéctica).

Este tipo de papelera viene en colores vivos, en blanco o en metal cromado.

También en formato redondo o cuadrado, y en tres tamaños: grande, para cocina, y dos más pequeños para baño.

Para espacios reducidos, y para facilitar el reciclaje, también tenemos desde hace un tiempo estos cubos estrechos, multicolores y que caben en cualquier sitio. Son los auténticos best-sellers de los cubos metálicos.

En fin: con tanto surtido, lo seguro es que no te quedarás sin tu papelera de metal.

Las tienes en la tienda online.