A ver, repetir conmigo: No dejarás las toallas tiradas por el suelo del baño. No dejarás las toallas tiradas por el suelo del baño. No dejarás las toallas tiradas por el suelo del baño. No dejarás…

Bueno. Creo que ya lo habéis pillado, y no hace falta apuntarlo en la pizarra cien veces como Bart Simpson. Pero… ¿cómo vamos a hacer para no dejar las toallas tiradas por el suelo del baño?

¡Un toallero, quiero!

Uno como este tan bonito de bambú, por ejemplo. El bambú es una madera que no solo es ligera y bonita, sino que está especialmente indicada para el baño porque es inmune a la humedad.

Si no, puedes elegirlo cromado, o mixto, con brazos basculantes. Pero cualquier cosa antes de que se te caigan las toallas al suelo.

Ya sabes: no dejarás las toallas tiradas por el suelo del baño…