A la rica toalla bordada

Hace poco os hablábamos de toalleros, pero… ¿me queréis decir que hace un toallero sin toallas? Lo mismo que E.T. sin su casa, la anchoa sin la aceituna, o el pobre Mourinho sin Guardiola: aburrirse como un muerto.

Estas toallas que os presentamos, del mejor algodón portugués, os alegrarán el baño sea cual sea vuestro color. Son bien gruesas y absorbentes, y, sobre todo, librarán al toallero de morirse de aburrimiento pa los restos.

Pinchando en las fotos de la galería podéis ampliar y comprobar en la cantidad de colores disponibles y la calidad de la textura. ¡Vuelve a disfrutar de las toallas!