Estábamos pensando con que os íbamos a dar la tabarra esta semana, y dudábamos entre una exposición analítico-sintética de la teoría del sincretismo cultural en el la Alta Edad Media o enseñaros los vinilos para pared que tenemos en Otracosa, y… nos decidimos por la exposición analítico-sintetica bla, bla, bla.

La suerte que tenéis es que no tenemos maldita la idea del tema, y además, ¿por qué no decirlo? nos la refanfinfla, con lo cual vamos a hablar de vinilos, que es mucho más bonito.

Los vinilos decorativos son una fuente inagotable para la decoración de una casa. Ya no estamos sujetos a los muebles o los cuadros: cualquier espacio libre en la pared es una invitación a desarrollar tu creatividad y tu imaginación. No sólo es importante el modelo que elijas: dónde y cómo lo pongas es parte fundamental en el efecto final.

Los vinilos de pared son a tu casa lo mismo que los tatuajes a tu piel: una vez empiezas, ya no paras.

Te vamos a presentar una muestra en varias entregas. Son sólo un ejemplo, porque la variedad es inmensionante, como decía el otro. Los encontrarás en Otracosa.

Comenzamos por flores y mariposas, con algunos ejemplos del efecto que hace en la pared una vez pegados.

Continuará…