Si alguna vez tu hijo pequeño te dice:
“Mamá, en ocasiones veo dinosaurios rosas y elefantes azules”,
no te preocupes. No se ha tomado por error las pastillas del abuelo ni se ha ido subrepticiamente el finde a buscar éxtasis. Tampoco es necesario que lo lleves al psicólogo, que te cobra una pasta, y total, para lo que te va a decir me lo preguntas a mí y te lo digo gratis.

No. Sencillamente, es que ha estado viendo los vinilos decorativos de Otracosa con motivos infantiles. Y ha tomado nota.

Es que en las habitaciones de los peques es donde los vinilos para pared tienen más variedad y posibilidades. Desde coches de carreras hasta flores viajeras, pasando por dinosaurios rosas y elefantes azules, y todos llenos de vida y color… ¿qué más puede pedir un crío? Bueno, sí, una PlayStation, pero ese es otro tema. ¡De eso ya hablaremos, niño! Que antes vamos a ver vinilos.

Aquí tenéis una galería.