-¡Houston! Tenemos un problema.
-…
-¡Houston! ¿Me escuchan? ¡Tenemos un problema!
-…
-¡Houston! ¿Pero se puede saber qué estáis haciendo?
-… ehhh… ¡ah! hola, chicos. Perdonar, pero es que aquí, en el centro de control estábamos probando estas nuevas almohadas viscolásticas de latiendawapa.com, ¿sabéis?, estas que te dejan las cervicales como si te las hubiera masajeado Scarlett Johansson, y, claro, nos hemos quedao fritos… ¡ahhh, qué gustito!
-Ya os vale. Nosotros aquí por la estratosfera p’arriba, y vosotros ¡hale! a sobar. Que sepáis que el material viscolástico se desarrolló para nosotros, los astronautas. Así, que al loro.
-Vale, chavales, tranquilos. ¿Y por cierto, cuál era el problema?
-Que se nos ha acabado el chorizo para el bocata de media mañana. Anda, ser buenos y mandarnos una lanzadera con repuesto, porfa. ¡Ah! y no olvidéis las birras.
-¡Oído barra!

Pues ya lo veis. La Nasa desarrolló el material viscolástico (o viscoelástico, que tanto da) para que sus astronautas pudieran tomar sus bocatas bien descansados. Es un material que se adapta al cuerpo, suavemente, haciendo, por decirlo así, un “molde” de nuestras formas.

Fijaos en la foto que hemos hecho en el preciso momento de retirar una mano de la almohada, y cómo el material viscolástico “recuerda” la silueta. Y tiene funda con tratamiento Aloe Vera.

Ya disponibles en la tienda online. ¡Oído barra!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.