…que relucen más que el sol. Porque hoy le toca el turno de ponerse a la venta en la tienda online (la podéis ver aquí) a esta alfombra, que es hermana de la que os enseñábamos hace un par de días, pero con un trenzado que combina un hilo fino con otro más grueso. De ahí que la llamemos “Alfombra Spaghetti de dos hilos”. Y ya veis que no nos hemos quedado calvos pensando el nombre.

Sea como sea, el resultado de esta combinación es una alfombra fuerte, densa, gustosa, en la que te apetecerá pisar, sentarte y hasta revolcarte (con quién, eso es cosa tuya), y que te llenará el salón, el dormitorio, los lados y pies de la cama, o lo que tú quieras. Lo único que no te llenará es el carrito del supermercado, pero qué se le va a hacer… perfecta no es.

¡Y tenéis seis colores para elegir!