Sí; hemos dicho bien: zapato, a tu zapatero. No es que hayamos querido decir “zapatero, a tus zapatos” y se nos haya ido la pinza, aunque tal como tenemos las neuronas, la verdad, tampoco sería de extrañar.

Os presentamos un espectacular armario auxiliar para guardar zapatos, zapatillas, zapatistas y zapatiestas.

Es práctico, sencillo y ocupa lo justito. Tiene cinco estantes bastante anchitos, y una funda que lo recubre para que puedas guardar aun más zapatos en los laterales. Ya no tendrás que tropezar con el reguero de calzado que vamos dejando por toda la casa.

En fin, que lo tiene todo. No le falta más que cantar como Bisbal. (O pensándolo bien, casi es mejor que no…)

Está ya disponible en la tienda online.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.