-Espejito, espejito… ¿quién es la más bonita?
-Pues de esta habitación, tú, rica.
-¡Vaya! Nos ha fastidiao. ¿No ves que no hay nadie más? Yo me refería del mundo entero.
-¿Del mundo entero? ¿Quién es la más bonita? A ver… ¿tienes para anotar? Empezamos: Scarlett Johanson, Selma Hayek, Keira Knightley, Penélope Cruz…
-¡Pero se puede ser borde, malo y grosero! Ya no puede una ni confiar en su espejo de cabecera. Con lo bonito que eres, así, de bambú, con ese pie, que tanto te puedo colgar de la pared como apoyar en el aparador, como… como tirarte a la hoguera de San Juan, que es lo que te mereces.
-¡Huy, lo que me ha dicho! Mujer, tú no harías eso conmigo. A ver, ¿quién te iba a ver recién levantada, quién te iba a aguantar cuando te pruebas veinte veces las cosas, quién se iba a callar esos secretitos que solo tú y yo sabemos, como el día aquél que…?
-¡Chsssstt! ¡De eso, ni palabra!
-¿Lo ves? Vamos a llevarnos bien, que si no van a haber ondonadas de host…
-Bueno, espejito. ¿Sabes que te digo? Que aunque eres un poco borde, te lo perdono todo, porque ser tan bonito, tan pulidito y tan hermoso. Y ahora te vas a aguantar calladito un rato, que me tengo que peinar.

Ya lo veis: esto son las cosas que pasan en las habitaciones de nuestras clientas. Es que con espejos como éste, cualquier cosa puede ocurrir. Mide 60×70 y tiene una repisa de 10 cms. Un primor.

Sólo en latiendawapa.