Ahí tenéis nada menos que 24 metros de rollo de papel higiénico. (Seguramente vendrá de ahí la expresión “el cochino dinero”). A razón de 16 cms. por billete salen unos 150 papeles. Y nosotros nos preguntamos: ¿qué harías tú si tuvieras 150 billetes de 100 euros? Ahí van 100 ideas, para que tengas que leer durante unos días…

  1. Irte al Caribe, como Curro.
  2. Tunear el Ibiza para flipar a la peña.
  3. Ir a Wall Street a repartirlos entre banqueros necesitados.
  4. Contarlos y al llegar a 150 volverlos a contar a la inversa, así hasta que te aburras.
  5. Meterlos en el horno para comprobar el punto de ignición, anotar la temperatura a la que arden y enviar el dato a “Cazadores de Mitos”.
  6. Empapelar la ventana para dar envidia a los vecinos.
  7. Hacer un tubo con ellos y usarlo de catalejo.
  8. Donarlos a Cristiano Ronaldo para que le pueda echar gasolina al Lamborghini.
  9. Hacer un castillo de naipes e inscribirlo en el Libro Guiness como el castillo más caro de la historia.
  10. Salir al balcón con un megáfono, llamar a gritos a la gente, tirar los billetes a la calle, grabarlo todo y colgarlo en YouTube.
  11. Celebrarlo con la peña y ponerte tan morao a birras que al final no te acuerdas qué celebrabas.
  12. Ir a Botswana a cazar elefantes.
  13. Al volver decir con gesto contrito “me he equivocado y no volverá a ocurrir”.
  14. Envolverlos en papel aluminio para que se conserven más frescos.
  15. Apostarlos a que Mourinho se va este año si gana la Champions.
  16. Apostarlos a que el Barça se la va a dejar ganar, sólo para que se vaya.
  17. Apostarlos a que el Celta se queda en Primera.
  18. Apostarlos a que el Celta queda por encima del Deportivo.
  19. Apostarlos a que el Celta gana la Liga (ya puestos…)
  20. Apostarlos a que el Celta baja, en cuyo caso os baneamos a perpetuidad.
  21. Pagar en el MacDonald’s enseñando bien el fajo de billetes a la gente de la cola, con cara de no darle importancia.
  22. Que al salir del MacDonald’s te pegue el palo un quinqui que estaba en la cola y te controló el fajo.
  23. Una bufandita.
  24. Confeccionar un taparrabos y ponértelo en la playa más concurrida.
  25. Acabar practicando nudismo a la fuerza porque te han arrancado el taparrabos.
  26. Pegar los billetes haciendo formas geométricas y jugar al Tetris en la alfombra.
  27. Meterlos en un sobre con tu número de teléfono, dejarlo tirado en la calle y esperar a que te llamen.
  28. Invitar espléndidamente a tu cuñado a un agua sin gas y un pincho tortilla, y comerte tú el trozo más grande de la tortilla.
  29. Lamentar el resto de tu vida que no sean de 500 euros.
  30. Utilizarlos para calzar la lavadora y que no se mueva al centrifugar.
  31. Perderlos en la calle y luego salir en el telediario explicando cómo te los devolvieron.
  32. Echar a lavar el pantalón con los billetes en el bolsillo y descubrir que se han vuelto pasta de papel.
  33. Intentar secar y planchar los billetes lavados hasta que te das cuenta de que es inútil.
  34. Juntarlos con imperdibles para hacer una guirnalda en tu cumpleaños.
  35. Buscar alguien que te caiga mal, preguntarle si los quiere, y cuando se ilusione decirle: “¡anda ya, que te lo has creído”!
  36. Comprar participaciones preferentes de tu caja de ahorros y luego salir en las manifestaciones pidiendo que te devuelvan el dinero.
  37. Pajaritas de papel.
  38. Barquitos de papel.
  39. Sombreritos de papel.
  40. Comprender que el dinero no da la felicidad, gastártelo todo en latiendawapa y a continuación apartarte del mundo en un monasterio tibetano.
  41. Comprender que el dinero no da la felicidad, hacerlo confetti y tirarlo por el balcón para celebrar tu nueva espiritualidad.
  42. Comprender que el dinero no da la felicidad, pero ¡caramba cómo ayuda!
  43. Comprender que el dinero no da la felicidad… de los demás, porque la tuya, desde luego, sí.
  44. Pagar un euro con un billete en el kiosco, para fastidiar.
  45. Ir al banco a cambiarlos en monedas de 1 céntimo, para fastidiar.
  46. Contarlos allí mismo céntimo a céntimo, para estar seguro de que te los han dado bien, para fastidiar.
  47. Fotocopiarlos para tener 300 billetes en lugar de 150.
  48. Acabar en la trena por pagar con las fotocopias las tasas de renovación del DNI en la comisaría de Policía.
  49. Fugarte de la cárcel sobornando al guardia con los billetes de verdad.
  50. Esconderlos tan bien que ni tú mismo te acuerdas dónde los metiste.
  51. Acordarte de dónde los escondiste y al llegar comprobar que tu suegra los había encontrado antes que tú.
  52. Aun encima tu suegra, para celebrarlo, te invita el domingo a comer.
  53. Un abanico.
  54. Meterlos en el congelador y después ponértelos en el bolsillo, los días de calor.
  55. Gastarte 100 euros en enmarcar cada uno y finalmente colgar en tu casa 150 marcos vacíos porque tuviste que pagar el enmarcado con los billetes.
  56. Ponerle nombre a cada uno.
  57. Ahora que tienen nombre, hablarles y leerles las noticias de economía del diario.
  58. Descubrir que se deprimen después de leerles la prensa económica, porque cada vez valen menos.
  59. Dejárselos a tu sobrino para que juegue y descubrir que ha estado jugando metiéndolos en la trituradora de papel.
  60. Con las virutas de papel resultantes hacerte un cojincito.
  61. Hacerte otro cojincito con los menudillos de su sobrinito.
  62. Dar una fiesta para 150 invitados y ponerle a cada uno un billete de servilleta.
  63. Después cobrarle a cada invitado 100 euros por la cena.
  64. Ir al fútbol a hacer aviones de papel, a ver si llegan al centro del campo.
  65. Irte del fútbol porque suspendieron el partido por invasión de campo al quinto avión.
  66. Clasificarlos por montones en pares e impares.
  67. Comprarte un ventilador y comprobar la potencia sin darte cuenta de que tenías los billetes al lado de la ventana abierta.
  68. Ponerlos con tierra en una maceta, regarlos y sentarte a ver si crecen.
  69. Llevártelos a la tumba.
  70. Gastártelos antes de llegar a la tumba.
  71. Donarlos a las fiestas de tu pueblo a cambio de que te nombren Reina de las Fiestas, si eres chica.
  72. Donarlos a las fiestas de tu pueblo a cambio de que te nombren Reina de las Fiestas, si eres chico.
  73. Donarlos a la ONG “Billetes de 100 euros sin fronteras” que acabas de fundar.
  74. Donarlos a tu bar favorito para que cuelgen tu foto en el centro de la barra y tener birras gratis a perpetuidad.
  75. Pintarle un cero a cada uno a continuación del 100, a ver si cuela como billete de 1000 euros.
  76. Borrarle el cero a todos cuando te das cuenta de que no cuela y ciscarte hasta en el último tornillo cuando te das cuenta de que los habías marcado con rotulador permanente y que el cero no sale.
  77. Imprimir 150 fotos tuyas de carnet y pegárselas a los billetes, como si fueras George Washington en los billetes de dólar.
  78. Comprarte una máquina de contar billetes sólo por la ilusión que te hace contarlos.
  79. Irte a un casino, jugarte la mitad de los billetes al rojo y la mitad al negro, y quedarte como estabas.
  80. Esparcirlos en una piscinita hinchable y tirarte sobre ellos como hacía el Tío Gilito.
  81. Utilizarlos como papel para envolver tus regalos.
  82. Descubrir asombrado que ahora todos tus regalos les encantan a la gente.
  83. Comprarte una de esas canastas-papelera, arrugar todos los billetes, jugar a encestar y llevar un control con tus récords.
  84. Hacer una flor utilizando los billetes como pétalos, regalársela a tu pareja y descubrir que se fuga con el dinero y con tu mejor amig@.
  85. Pincharlos en el anzuelo de una caña de pescar, salir al balcón, ponerlos en la acera y tirar del hilo justo cuando la gente se agache a cogerlos.
  86. Apostarlo todo a una única combinación de la bonoloto y, claro, perder.
  87. Comprarte un Ferrari y sentarte en la puerta de un supermercado a pedir dinero para la gasolina.
  88. Subirte a la torre Eiffel y tirarlos para ver cual llega antes al suelo.
  89. Ver que no llega ninguno a tocar el suelo porque la gente los coge al vuelo.
  90. Usarlos de combustible en la estufa porque, total, te saldrá igual de caro que contratar cualquier otro tipo de calefacción.
  91. Hacerle una opa hostil al gobierno.
  92. Pagarle a Dívar la indemnización, porque te da mucha pena.
  93. Donárselos a Urdangarín, porque también te da mucha pena.
  94. Dárselos a Hacienda para que los reparta (como hacienda somos todos…)
  95. Pedir asesoramiento financiero al Dioni, porque él sí que sabe.
  96. Pagarle la paga extra de diciembre a los funcionarios.
  97. Comprarte unas Ray-Ban de aviador, un descapotable y dejar que los pijos se acerquen a tí.
  98. Financiar la nueva gira ¡¿…?! de Sara Montiel.
  99. Pagarle a un paparazzi para que te persiga y así saber qué se siente siendo Belén Esteban.
  100. Por último… hacer una tira y usarlos como papel higiénico.