¡Todos a cubierto!

Ya me diréis… con la que está cayendo, todos necesitamos ponernos a cubierto. A cubierto de las malas noticias, de las subidas del IVA, de los burrócratas (sí; he dicho burrócratas, que viene del latín burrus, o sea, burro) de los disgustos, y en fin, todo eso.

Así que si luce el sol, si alguien te sonríe, si estás contenta y de buen humor sin saber por qué y te resbalan las malas noticias, enhorabuena: eso significa que estás a cubierto. Y que se mueran los burrócratas.

¿Y qué tiene que ver eso con los cobertores de sofá y cama que ilustran este post? Pues que tus sofás y camas también quedarán a cubierto de todo con estas colchas. A cubierto de las manchas, de los pies puestos donde no se deben, de tu gato, de tu perro y de lo que quieras.

Son de algodón 100%. Son finas, ligeras, bonitas y se adaptan perfectamente a la forma de tu sofá. Si la usas para la cama tendrás una colcha ligera bien bonita por la décima parte de lo que te vale cualquier otra. Así también quedarás a cubierto de la subida del IVA.

Y por último… son eternas. Las usarás y las lavarás y las usarás y las lavarás y las heredarán tus hijas, tus nietas, tus bisnietas, tataranietas, y en el siglo MMMMCMXCIX, que así a bulto es como dentro de mucho tiempo, llegará una misión del planeta Grgxfgdrfwthg (se escribe así pero se pronuncia Villanueva de la Nebulosa) y encontrarán el único resto de la civilización humana. ¿De qué se trata? Has acertado: cobertores.

Disponibles en nuestra tienda online.