Recordaréis que el otro día os contamos cómo inopinadamente (qué rayos querrá decir inopinadamente) los marcianos llegaron del espacio tripulando sus muebles auxiliares, de metal con cajones de plástico. ¡Pero teníamos más! (más muebles, no más marcianos).

Algunos combinan estructura metálica con cajones de madera y otros tienen el cuerpo de madera con estantes de rejilla metálica y encimera lisa o de azulejo. En cualquier caso, igual que sus primos de cajones de plástico, son ideales para la cocina o el baño, o para ese rincón que tú sabes.

Lo malo fue que, cuando creíamos que ya no los íbamos a volver a ver, los extraterrestres regresaron. Debían haber tomado unas cuantas cervezas, porque venían abrazados haciendo eses, les salían chiribitas por los ojos, las luces de las orejas parecían de disco-bar, y cantaban “¡Xz>=???**drfdrffff… Pin&&+++glubbssss”, que significa “¡Ganímedes, patria querida…!”

Y estaban tan cocidos, que en lugar de coger los carritos en los que habían llegado, se subieron a estos otros y allá se fueron, rumbo a Ganímedes, haciendo eses por el espacio. ¡Que no les pille la Guardia Civil Sideral!

En fin, no os preocupéis, porque hemos encargado más, y aquí os dejamos con una galería.