Todas las buenas pelis tienen segunda parte. Y algunas tercera, cuarta e incluso más. Ya veis Rocky, o Star Trek, que debe ir por la número equis-equis-palito-palito, o sea, veintidós, por lo menos.

Así que nosotros también tenemos derecho a secuelas, de modo que aquí va la segunda parte de nuestro paseo por los escaparates que empezamos ayer. Eso sí; prometemos no llegar a la equis-equis-palito-palito.

Y no nos enrollamos más, porque una imagen vale más que mil palabras. Pinchar en las imágenes para ver la galería.