Pues nada, os cuento lo que me ha pasado.

Lo típico: iba con uno de Bilbao a buscar setas, y de repente me encuentro unas lámparas, y digo:
—¡Áivalah****, tú! ¡Una lámpara!— a lo que el de Bilbao me contesta:
—A ver: ¿estamos a buscar setas, o a buscar lámparas, pues?

¿Como? ¿Que no cuela? ¡Ah! Que ya lo conocíais. Ya. Y que el chiste no era con lámparas, sino con Rolex. Vaya, vaya.

Pues que sepáis que al final, después de verlas bien, al de Bilbao le gustaron tanto que se las llevó todas, todas, y se olvidó de las setas. Así que a cambiar el chiste.

Son unas lámparas de ambiente, que os permitirán decorar con luz cualquier rincón del salón o de una habitación. También podéis usarlas como lámparas de mesilla.

Son tan bonitas que quedan bien en Bilbao, en Vigo o en Navalcarnero. Mientras no se agoten, las tenéis disponibles en la tienda online. ¡Buen finde!