Terror en Limonlandia

Veréis, niños (y mayores).

Hace mucho, mucho tiempo, en Limonlandia los limones vivían felices y comían… no, no comían perdices. Comían calamares (con limón, claro) y bebían cola con ginebra.

Exprimidor de limones manual de siliconaSu vida transcurría plácida y tranquila, aunque tenían el carácter un poco ácido, todo hay que decirlo. Hasta que un día… ¡ta-chán! el terror se adueñó de Limonlandia. Corrieron rumores de que un malvado y blandito ser amarillo perseguía a los limones para sacarles hasta la última gota de jugo.

—¿Como el Ministerio de Hacienda?
—Como el Ministerio de Hacienda no: aun peor.
—¡¡Ahhhhh…!!

El pánico se extendió. Los limones pequeñitos dejaron de jugar en la calle, los mayores se avinagraron, y hasta algunos Exprimidor de limones manual de siliconacambiaron su color amarillo por el azul marino en un intento de camuflarse. De vez en cuando desaparecía alguno, y sólo se encontraban las pepitas y algunas gotas de zumo amarillo.

Nosotros no podíamos permanecer indiferentes ante el limonicidio, así que hicimos una redada y ¡zas! capturamos al malvado ser y a sus secuaces. Aquí os dejamos unas fotos de la ficha policial, de frente, de culo (con perdón) y en grupo.

Ahora están a buen recaudo en nuestras tiendas, para que puedas hacerte en casa unas limonadas de aupa fácilmente y sin esfuerzo, sólo apretando la mano. Son de silicona y te convierte un limón en zumo en menos tiempo del que necesita el Gobierno en hacer un nuevo recorte.

Y recuerda: así protegemos a los limones de Limonlandia. No nos des las gracias, es que somos así.Exprimidor de limones manual de silicona

 

Deja un comentario

Doy mi consentimiento para el tratamiento de la información solicitada y acepto la Política de privacidad.

Responsable del tratamiento: latiendawapa C. B. E27804285. Finalidad: gestionar tus comentarios. Legitimación: consentimiento. Comunicación de los datos: no se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Derechos: acceso, rectificación, portabilidad, olvido. Contacto: en blog[arroba]latiendawapa.com. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.