Bueno. Esto tiene su historia. Os contamos. Resulta que en latiendawapa, para felicitaros la Navidad como os merecéis, habíamos decidido tirar la casa por la ventana y contratar nada menos que… (…redoble de tambores…) …¡¡ta-chán!!…

¡a Papá Noel en persona!

Un Papá Noel de trapoSí, y fue duro. Las negociaciones, completamente secretas, tuvieron lugar en un lóbrego sótano de las oficinas de Papá Noel en el polo. No veáis que frío. Sus abogados, para amedrentarnos, nos sentaron en un banco de madera con astillas y sin calefacción y además nos pusieron un disco de Bisbal. ¡Pero sobrevivimos!

Finalmente cerramos el trato según el cual Papá Noel se comprometía a felicitar las fiestas en exclusiva en latiendawapa, a cambio de una caja de cervezas (¿de dónde creéis que sale esa barriga?) y un bono descuento de 5€ en nuestra web.

Todo iba bien hasta que hoy recibimos un mail de la oficina de Papá Noel Management Inc., diciendo que se lo había pensado mejor y que había aceptado otra oferta de un disco-bar de las Bahamas. Lo prefería, dijo, porque podía estar en bañador (rojo con borla blanca, claro) y porque las camareras le servían las piñas coladas en bikini.

Allá él.

Rana y perro huchasPero no os preocupéis; miramos alrededor y enseguida encontramos a dos estrellas dignas de sustituir a Papá Noel para felicitaros las fiestas: nuestras simpáticas huchas la Rana y el Perrito. Casualmente venían hablando entre ellas:
—¡Qué perra vida! —decía la rana.
—Sí, pero yo al menos no salí rana, como Papá Noel —replicó el perrito.
—Bueno: haya paz —dije yo. Que hoy se trata de felicitar las fiestas y esto es algo muy serio.

Así que, para todos, de nuestra parte, de parte de la Rana, de parte del Perrito, pero no de parte de Papá Noel…

¡¡¡Feliz Navidad!!!Hucha de ranaHucha de perrito