Nos ha crecido un bosque en la tienda. No es un bosque tropical con macacos y tipos en pantalón corto haciendo documentales, ni un bosque de taiga con renos muriéndose de frío. Tampoco es un bosque de elfos y hobbits, así que no intentes buscar ahí a Gollum. Y tampoco es Vicente del Bosque, que ese tiene bigote.

CuelgapendientesEste bosque es de plástico, tiene ramas, hojas y follaje (con perdón)  y sirve para guardar tus pendientes, collares y abalorios. Los árboles son rosas, blancos o negros, y los científicos están buscando una explicación genética para su extraña gama de colores. (Qué tontos, si depende del colorante que le echen en la fábrica).

El hecho es que plantados en tu dormitorio te guardarán todo el arsenal de pendientes, pulseras, collares que ya no te cabe en el cajón de la mesilla. Y además, estará más bonito y lo encontrarás todo enseguida.

Aprovechamos para poneros en la galería otros modelos de metal igualmente preciosos, como ese de la Torre Eiffel, por ejemplo, o ese ingenioso biombo que cuando no lo utilizas se dobla y no ocupa nada.

Podéis pinchar en la galería para activar la presentación.