Los hombres del tiempo nos anunciaron para estos días una ciclogénesis explosiva, como si no tuviéramos bastante con la que está cayendo. Y lo peor es que es una de las pocas cosas de las que no podemos echar la culpa al Gobierno.

Para los que viváis fuera del alcance del fenómeno os contamos como es.

Una ciclogénesis explosiva es como si allí arriba, en el cielo, un grandísimo hijo de su madre hubiera cogido una hormigonera tamaño del estado de Kentucky, la hubiera llenado con rayos, centellas y otras estridencias, la hubiera glaseado bien a gusto con granizo, la hubiera Detalle de la manta escocesa azulcolocado varios milenios en el congelador y después acabara descargando la mezcla con el rabito de la hormigonera apuntando directamente sobre nuestras cabezas a través de un ventilador gigante marca ACME. O sea, una risa.

Así que no nos lo hemos pensado mucho y hemos decidido que en un día como hoy de frío, lluvia y granizo nada mejor que hablar de mantas. Mantas para estar calentitos, mantas para estar secos, mantas para estar en casa, mantas para incrustrse en el sofá con la tablet, navegando por el blog de latiendawapa. Y reirse de la ciclogénesis. Así que hala, a agarrarse a la manta y a entrar en calor.

Mmmmm… ¿seguro que la ciclogénesis no es culpa del gobierno?