Hoy os vamos a hablar de… mejor os lo ponemos en plan adivinanza. Algunas pistas:

  • Tiene ocho brazos y no es un pulpo (lástima, porque no nos va a servir como animal de compañía, ni tampoco lo podremos saborear con pimentón y aceite de oliva).
  • Viene en varios colores pero no es un extraterrestre de Men in Black,  lo cual es una suerte, porque tienen más peligro que la señora de la limpieza con una pantalla táctil.
  • Mide 1,80, es esbelto y tiene estilo pero no es George Clooney (qué le vamos a hacer, no se puede tener todo).
  • Parece un cactus pero no pincha ni hay que regarlo.
  • Sirve para dejar las cosas colgadas pero no es tu compañía telefónica ni el fontanero Perchero gris de ocho ganchosque quedó de pasar ayer sin falta y al final te dejó con la gotera sin arreglar.
  • Todos juntos parecen un bosque pero no hacen la fotosíntesis ni tienen gnomos.
  • Tampoco es un concejal de urbanismo cogiendo sobres (que con dos brazos ya les llega).
  • Se pasa el día de pie y parado sin hacer nada, pero no es un guardia de la puerta de Buckingham Palace.
  • Se llena de abrigos aunque no tenga frío y de sombreros aunque no tenga cabeza pero no es idiota.

¡Está claro! Seguro que después de esta lista habréis pensado que estamos hablando de la diosa Shiva de ocho brazos.

¡Pues no! Se trata de nuestros nuevos percheros de metal de ocho ganchos. Mira que era fácil…

En fin: que sepáis que son prácticos y bonitos, que no se enchufan, que nunca os dejarán colgados (a vosotros, a la ropa sí) que no se quejan y que son tan robustos que se los podréis dejar en herencia a vuestros biznietos. Ya disponibles en la tienda online.