Sí, señor. El reciclaje es una cosa muy seria. Tanto, que deberíamos elevar el reciclaje al cuadrado, o, mejor aun, al cubo.

Y para esto nada mejor que este cubo de reciclaje de acero inoxidable, que está elevado al cubo, en primer lugar porque es un cubo, y en segundo lugar porque son tres cubos en uno. O sea, el cubo al cubo. Es una simple cuestión de lógica; por eso es eco-lógico. Está claro, ¿no?

Viene con tres compartimentos de ocho litros, cada uno con su propio pedal, que para eso son muy suyos. Cada compartimento tiene su propio cubo independiente, con lo cual es el cubo elevado al cubo con tres cubos; ya os decía que estaba todo claro.

Lo recicla todo, o mejor dicho, casi todo. Políticos incompetentes no recicla, dinero negro tampoco (para eso hay que irse a Suiza) y reciclaje de ideas… estamos trabajando en ello.

Pero de momento quédate con su impecable acabado de acero inoxidable y sus fuertes tapas de plástico, que harán que te quede una cocina más brillante que el palmarés de Messi y Cristiano juntos.

Ya lo tienes disponible en la tienda.