Continuando con las galerías de fotos con las que os estamos enseñando las nuevas alfombras de vinilo, o de polipropileno, o de fibra sintética, como queráis llamarlas, hoy le toca el turno a la alfombra más dulce: la alfombra chocolate.

Alfombra de viniloSi esta alfombra fuera alimento sería un donut de chocolate; si fuera animal sería un gatito de angora, y si la hubiera visto Jonny Deep habría alfombrado La Fábrica de Chocolate enterita con ellas, para que los Umpa Lumpa pudieran retozar a gusto.

¡Qué fácilmente habrían quitado todas las manchas de chocolate, simplemente con un paño húmedo o incluso una fregona! Incluso las hubieran podido utilizar en el exterior, y no se habrían estropeado por mucho que las pisaran y pisaran.

Aquí podéis saber más sobre el material con el que se fabrican, y para no repetirnos, en esta otra entrada os hablamos de las principales ventajas de este tipo de alfombras.

Pinchar en las fotos para activar la presentación y verlas a tamaño completo, como se merecen. Y ahora me voy, que ya estoy oyendo a los Umpa Lumpa…