Sí, la silicona está de moda. Y no nos referimos a la que podemos ver en Gran Hermano y demás personajes de las tertulias de Telecinco, sino a la silicona aplicada a la cocina.

Hoy en día la silicona es como la crisis: está en todas partes y la hay de todos los colores. Aquí os traemos algunos ejemplos de la versatilidad del elemento, que se nos cuela de rondón en todos los lugares de la cocina.Moldes de repostería

Tenemos embudos, coladores, moldes de repostería, cueceverduras, portacucharas y un sinfín de cosas más que poco a poco irán asomando por este vuestro blog y aumentando el catálogo de la tienda.

Hay motivos para el éxito de la silicona en la cocina. Los utensilios de cocina de silicona son flexibles, higiénicos, duraderos, admiten el calor del horno, se lavan en lavavajillas y los moldes de repostería se desmoldan doblándolos con la mano. ¿Hay quien dé más?

Vamos, que tienen tantas virtudes que es un milagro que Mourinho no le haya dedicado una rueda de prensa para culparlos de su próxima salida del Madrid.

Así que si no sabes qué vas a hacer a partir de ahora con el tiempo que dedicabas a hablar de Mourinho, ya lo sabes: a cocinar con silicona.

Cómo le vamos a echar de menos.