Cuesta encontrarlos, pero los matrimonios perfectos existen. Y no nos referimos sólamente a Brad Pitt y Angelina Jolie; hay más.

Por ejemplo: el Gordo y el Flaco, las fresas y la nata, Ferrari y Alonso, el dedo y el dedal, Messi y el gol, Tintín y Milú, Asterix y Obelix, el lacón y los grelos, Gran Hermano y Mercedes Milá, Tarzán y la Mona Chita, Angela Merkel y la crisis… bueno, realmente, este último, más que matrimonio es pareja de hecho.

Cafetera de émboloLuego hay otros matrimonios que no acaban tan bien, como Mourinho y el Madrid, el fuego y la gasolina, la dieta y los bombones… ¡qué se le va a hacer!

Pero el matrimonio del que os hablamos hoy goza de muy buena salud, y su prole aumenta cada día: son el acero inoxidable y el cristal. Se conocieron hace mucho tiempo y se gustaron de inmediato. Consumaron el matrimonio en… bueno, esto no lo contamos porque este es un blog para todos los públicos.

Pero cada día demuestran lo bien que se llevan, formando la pareja perfecta en forma de cafeteras, tazas, azucareros y muchos otros utensilios de menaje. Algunos ya los tenemos en la tienda y otros se irán añadiendo poco a poco a nuestro catálogo.

Hasta que la muerte los separe.