El tiempo es como Juego de Tronos: parece que ha existido siempre y no se le ve el final. No sólo eso: también es muy aburrido y previsible.

Es que no tiene incertidumbre ninguna. Te pones a contar cuantos segundos tiene un minuto, y ¡zás! siempre sesenta. Ni pizca de gracia. Y todos los segundos duran lo mismo. ¿Has visto alguna vez un siglo de 101 años?

Por eso te proponemos aquí retorcer un poco el tiempo y ponerlo a cubierto con estos relojes de cocina con cubiertos. Con cuchillo para cortar el tiempo, tenedores para pincharlo y cuchara para beberlo a sorbos.Reloj de cocina verde

Y no sólo eso: viene en color verde lento, rojo fugaz, negro eterno, blanco perpetuo y muchos otros. Son de plástico auténtico, miden 25 cms. y vienen dispuestos a alegrar tu cocina. Y si no tienes nada que hacer te puedes quedar horas viendo girar las agujas. Los tienes aquí, en la tienda.

Así amenizamos el tiempo y se acaba el aburrimiento.

Juego de Tronos, en cambio, no se acaba nunca.