Sí, amigos, vuelve un clásico a nuestra tienda. Y no, no es Verano Azul; Chanquete seguirá esperando su turno.

Hoy vuelve una pieza tradicional de nuestras tienda físicas, que ahora por fin hace su debut en la tienda química… eehh, quiero decir, virtual, o sea etérea, es decir, web… bueno: aquí, pinchando estas letras de colores subrayadas.

Hablamos del juego de tocador de bambú Hamoc. Que sepamos, Hamoc no significa absolutamente nada, pero tampoco significa absolutamente nada que un futbolista diga que los partidos duran noventa minutos y lo escuchamos constantemente. Así que nos vale.

Juego de tocador de bambúPero vamos al grano. ¿Cómo es este juego? Vamos a definirlo.

Un diseñador con fular diría que “su cuerpo de marcadas tendencias asimétricas crea una tensión ascensional que sugiere una alambicada muestra de emociones transversales”. Un ministro diría que “es un paso en la dirección correcta, prueba de nuestra eficaz labor de gobierno”. Mi vecina diría “jo, tía, ¿dónde lo compraste?”. Mi sobrina de quince años opinaría: “mola”. Y mi sobrino de diez meses dice: “guu, gaaaa, boouum, taaa, teta” (claro, él qué va a decir).

Pero todo el mundo está de acuerdo en lo básico: este juego de baño es la bomba. La bomba de bambú.Juego de baño de madera