En un mundo perfecto, la gente no hablaría en el cine, nadie se hurgaría la nariz en los semáforos y no se escucharía el tono de Nokia en los teléfonos móviles.

No sólo eso: además, en ese mundo ideal Mercedes Milá tendría siempre 25 años y los ministros serían mudos.

Pero desgraciadamente el mundo no es perfecto, y siempre elegimos el carril más lento, pisamos la baldosa floja que nos salpica, la operación bikini vuelve a fracasar otro año más y… ¡se nos pega la comida en el horno!

Ya no.

Moldes desmontables para hornoPorque estas bandejas o moldes antiadherentes para horno de acero inoxidable al carbono (le han puesto ese nombre para simplificar) vienen dispuestos a hacer que por lo menos una cosa en tu vida sea tan previsible como un anuncio de cerveza con cancioncita pegadiza: tus postres y asados ya no se pegarán nunca más.

Son moldes desmontables y bandejas para horno antiadherentes. Tienen asa de silicona para que no te quemes y su recubrimiento especial al carbono hace que no se pegue nada, que se limpien con facilidad y que siempre estén bonitos, hermosos y relucientes. Aquí los podéis ver en la tienda.

Y ahora, que hablen los ministros. Y la operación bikini, el año que viene, seguro.