Esta no es una bailarina cualquiera. Es una bailarina con corazón. Con un corazón tan bueno que no es de oro, sino de diamante.Bailarina portabisutería

Tiene una bella figura, aunque hay que admitir que está un poco delgada. Es lo que tienen las bailarinas: con el ejercicio enseguida te pones esbelta. Y para eso su esqueleto de alambre viene revestido de colores preciosos y delicados.

En su infancia soñó con bailar en el Bolshoi, pero al final se dio cuenta de que donde mejor estaba era en tu tocador, clasificándote los pendientes y los collares.

Bailarina porta bisuteríaEsa es su misión en la vida y de eso se alimenta. Su dieta diaria son tus pendientes, collares, pulseras, anillos y demás adornos.

Tiene mil recovecos para que los cuelgues y enganches, y ella se engalana y se gusta con tus cosas, se acicala y está siempre dispuesta para probárselos, exponerse y ofrecerte el más bonito.

Dicen que cuando se queda sola se pone junto al espejo y se mira y se remira, mientras le palpita el corazón y vuelve a soñar con bailar en el Bolshoi…

Nuestra bailarina es uno de los soportes para bisutería que estamos colocando estos días en la tienda. Pronto llegarán más, así que estar atentas.

Y si a esta bailarina la lleváis a casa, ponedle un espejo cerca, por si acaso.

Portapendientes

Portabisutería con figura