¡Ah, el verano! Qué entrañable.

Nos pasamos todo el año deseando que llegue. Se ve que echamos de menos los atascos de la operación salida, los sablazos de los chiringuitos, las indigestiones por ensaladilla, los turistas borrachos, las quemaduras por quedarte dormido en la playa, los carteristas, las colas en los sitios de moda y ¡arrggghhh! que se nos vean los talones agrietados.

Bouty azulBueno; no todo es tan malo. También tenemos las vacaciones, la sangría, el horario intensivo, los ligues rápidos, los torneos de verano y los atardeceres dorados con nuestros seres queridos (o incluso con nuestra familia).

Pero por encima de todo, el verano es la época en la que nos quitamos la ropa… y no penséis mal, que hoy hablamos de la ropa de cama.

Es ahí cuando nuestras protagonistas de hoy están más a gusto y campan a sus anchas. Es el momento en el que las colchas bouti de la tiendawapa salen del armario (literalmente, no me entendáis mal) y lucen palmito en nuestros dormitorios y en nuestras camas.

Estas colchas son la ropa de cama ligera y suave por antonomasia. Tienen un tacto más mimoso que una camada de gatitos de angora y son más suaves que un contenedor de Perlan.

Son de acabado mate y algodonoso, lo cual no es de extrañar, porque algunas son de algodón 100% con tratamiento lavado a la piedra. Se harán las reinas de tu cama, con tu permiso, naturalmente.

El único problema es que en cuanto te arropes ya no querrás salir de la cama. Claro que depende con quién estés, igual no te cuesta tanto…