¡Puff! Cuántos puffs

Estamos en Agosto, y si os fijais bien Agosto es el mes de los puffs. ¿Por qué? Muy sencillo: porque nos lo pasamos diciendo ¡puff! qué calor, ¡puff! vaya precio por una tapa de calamares, ¡puff! cuánta gente, ¡puff! ya me ha picado otra vez un tábano. Y así todo el mes.

Pero como ese tipo de puffs son muy cargantes, desesperantes y varias cosas más que acaban en ante, hoy vamos a hablar de los otros puffs. Los de sentarse. Esos seres bonitos, blanditos y de colores. No, no nos referimos a los Teletubbies. Los nuestros no llevan bolso.Puffs redondos

Nuestros puffs, o pufes, o pufeses, que todo vale para entendernos, de los que ya os hemos hablado en otras entradas, son entes multicolores con superficie de polipiel, entrañas de esferovite y alma de colorido y diversión.

Son más camaleónicos que un concejal en una moción de censura: enseguida se adaptan a nuevos colores, formas y tamaños. Los hay pequeños para apoyar los pies, más grandes para apoyar el trasero, con forma de pera para apoyarlo todo, e incluso hay algunos a los que les gusta el fútbol.

Su decoración es tan variable que hasta la puedes diseñar tú a medida: ellos se adaptan y se dejan hacer sin quejarse. Simplemente, piensa tu idea de colores (cada costura, un color) y sacas el genio del diseño que llevas dentro.

Los puedes ver en la tienda haciendo clic en estas letras subrayadas.

Deja un comentario

Doy mi consentimiento para el tratamiento de la información solicitada y acepto la Política de privacidad.

Responsable del tratamiento: latiendawapa C. B. E27804285. Finalidad: gestionar tus comentarios. Legitimación: consentimiento. Comunicación de los datos: no se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Derechos: acceso, rectificación, portabilidad, olvido. Contacto: en blog[arroba]latiendawapa.com. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.