Hoy os presentamos nuestra nueva mesa blanca de cocina con ruedas. Metálica, flamante y reluciente, viene como diciendo: “¡esto es una mesa auxiliar de cocina y lo demás son cuentos!”

Se trata de una mesa carrito verdulero tan llena de virtudes que no sabemos por donde empezar.Mesa blanca para cocina

Por ejemplo: es blanca, lo que tiene como principal ventaja que si imprimes la foto lleva menos tinta que un mapa de carreteras del Polo Norte. Piensa lo que te vas a ahorrar.

También es joven y guapa, lo cual es una fuente de ventajas; si no, que se lo pregunten a Scarlett Johansson.

Tiene el cuerpo metálico, a diferencia de Scarlet Johansson, lo cual es una suerte (para la mesa, no para Scarlett). Sí, ya sé que vais a decir que actúa mucho peor que la actriz, pero también por otro lado Scarlett sostiene los fruteros mucho, pero muuucho, peor que nuestra mesa. Así que empate.

Mesa de cocina blancaTiene cuatro ruedas, lo que la sitúa al nivel del Ferrari de Alonso. Sí, cierto, no acelera de 0 a 200 en tres décimas de segundo, pero el fórmula 1 no guarda las verduras con la elegancia de nuestra mesa. Otro empate. Además, nuestra mesa no gana campeonatos de fórmula 1, pero el coche de Alonso tampoco. Doble empate.

Tiene una encimera de madera lacada, dos cestas, dos estantes y dos cajones. Si os pensáis que vamos a hacer un chistecito sobre los dos cajones, vais listos. Pero decíamos que tiene dos cestas, lo que la iguala nada menos que a una cancha de baloncesto. Y cabe casi tanto en la mesa como en una cancha. Nuevo empate.

En resumen: si tenemos a Scarlett Johansson conduciendo el coche de Alonso en una cancha de baloncesto en el Polo Norte ¿qué tenemos? nuestra mesa de cocina.

Ya os dijimos que era la bomba. La podéis ver aquí.