Atención, adeptos a las nuevas tecnologías: hoy os vamos a presentar lo más avanzado tecnológicamente después del palo.

Porque este portarrollos cortador de papel film o aluminio es tan maravillosamente simple que merece un lugar destacado en nuestra galería de artículos no-tecnológicos, como por ejemplo nuestra bandeja con patas.

Portarrollos portátil de cocinaNo es que no nos gusten los artículos de tecnología compleja, que nosotros también tenemos sacacorchos, ¿eh? pero de vez en cuando se agradece una vuelta a lo básico. Y este portarrollos cortador manual es rotundamente simple.

Pero no simple al estilo siglo XX, como los CDs o la televisión en blanco y negro, sino simple como las neuronas de Belén Esteban, la mirada de una oveja o la ley de la gravedad.

Simplemente metes el rollo, cierras el portarrollos, giras la mano y cortas. Lo pones donde quieres, lo tienes siempre a mano en la cocina y no hay que hacer agujeros en la pared. ¡Ah! y el filo es de plástico, no de metal, de modo que corta el papel pero no los dedos (no hemos probado a meter la lengua, por si acaso).

Y además es verde.

Pues ahora que se han puesto de moda los palos, hay que pensar en cosas simples como esta. Y si al final no os gusta, no pasa nada.

Os regalamos un palo.

Portarrollos de cocina manual