¡Cómo han progresado los viajes a través de la Historia!

Veréis: al Homo Erectus (con perdón) le llevó varios millones de años llegar de África a Cuenca.

Siglos después a Cristóbal Colón ya le llevó menos tiempo llegar de Cádiz a América, pero aun así no pudo ir a San Francisco, primero porque no existía y segundo porque los Sioux se lo hubieran comido con patatas (que para eso es un tubérculo americano).

Después se inventaron los barcos, pero algunos ni llegaban, como el Titanic, con lo cual tampoco era buen rollo. Y el Concorde fue un gran avance, pero aun así tardabas varias horas en cruzar el charco. Total: un desastre.

Biombo ParísEn cambio, ahora, gracias a la sensacional tecnología de latiendawapa ya puedes viajar de París a San Francisco en cinco segundos: lo que tardas en darle la vuelta a este espectacular biombo de doble cara. Se trata de un biombo de 180 cms. de alto por 120 de ancho, que lleva en cada lado una impresionante imagen fotoimpresa sobre un lienzo fijado a un armazón de madera.

En un momento dado estás en el Campo de Marte escuchando música de acordeón tocada por marineros con polos de rayas horizontales azules y blancas mientras saboreas una baguette recién horneada y de repente ¡zas! en un pis-pás estás en San Francisco bajando en tranvía por las colinas en un coche de policía y atravesando el Golden Gate mientras planeas tu próxima fuga de Alcatraz.

Ya veis que nunca ha sido tan fácil viajar. No nos lo agradezcáis; somos así. Pinchando aquí podéis ver los biombos de la tienda. Mientras no se agote, ahí lo tenéis.

Biombo doble imagen