¡Noticia bomba: si queréis que os toque el gordo de la Lotería tenéis que comprar el 62246! ¿Ah, que ya lo sabíais? En fin… ya veis que somos como los economistas: especialistas en predecir el pasado.

Así que vamos al grano. Hoy vamos a hablar de parejas de hecho. Pero no parejas como Michael Robinson y Carlos Martínez, la Lotería y el calvo de la Lotería o el foie-gras y el pan, sino otras mucho más útiles y prácticas: la cocina y el bambú.Posavasos de bambú

Ya os hablamos alguna vez de como el bambú va invadiendo nuestras cocinas. Pues que sepáis que cada vez más, nuestras cocinas se van a ir convirtiendo en territorio en el que un Oso Panda se sentiría más a gusto que el Papa en su Cuatro Latas: un lugar lleno de artículos de menaje hechos con madera de bambú.

Son bonitos, cálidos y brillantes. Están pulidos y son resistentes al trote diario, a la humedad y al aburrimiento.

Fruteros, paneras, queseras, bandejas, cubiertos, servilleteros y como dicen los periodistas, un largo etcétera de artículos que cumplen con la regla de las cuatro B: bueno, bonito, barato y bambú.

Si buscáis por “bambú” en la tienda os sale ésto, o sea, un montón de cosas chulas para la cocina, además de otras como alfombras y muebles.

Y si os tocó la lotería, ya sabéis: a gastarla en latiendawapa.