Siempre os hablamos del bambú, y no es de extrañar, porque el bambú es un material tan antiguo que el primero que lo usó hablaba con gruñidos,  llevaba garrote y comía mamuts.

Tiene más usos que una navaja suiza, y muy en particular se usa para todo lo relacionado con la cocina y el baño, porque es muy resistente al agua. Vamos, que le resbala más el agua que a Miley Cyrus la ropa.

Esta pieza que os traemos hoy es un salero de bambú, que viene a demostrar, entre Salero de bambúotras cosas, que tenemos mucho salero, por si os quedaba alguna duda. Y que tenemos mucha dulzura también, porque se puede usar de azucarero igualmente. No a la vez ¿eh? porque os iba a quedar el paladar un poco esquizofrénico.

Este salero azucarero no es esquizofrénico, sino ovalado, de diseño y con tapa corredera. La tapa deslizante es muy interesante: según la vas abriendo le va quedando una cara de asombro, así como la que se te queda a tí cuando abres el sobre con la factura de la luz.

También es muy útil para los zurdos, ya que se gira hacia ambos lados. Así que si eres zurdo en lugar de girarla hacia la derecha, la giras a la izquierda. A los zurdos no hace falta decirles esto, porque un estudio decía que son más inteligentes que los diestros… aunque también decía que viven menos. Qué raro, ¿no?… si son más inteligentes, ¿cómo es que viven menos? ¿Tan mal ven la cosa?

En fin, paramos ya, porque tanto salero no se puede aguantar. Lo podéis encontrar en la tienda, con las demás cosas chulas para la cocina.Salero de bambú