Mira que han cambiado las modas capilares a través de la Historia. Por ejemplo, los egipcios llevaban el pelo corto. Los espartanos también, pero además, según la película, se depilaban el cuerpo y las cejas. Los sumerios… no lo sabemos porque no hicieron pelis.

En la Edad Media los monjes se lo rapaban por el cráneo y los juglares lo llevaban largo, que molaba más, como luego hicieron los roqueros en los 70. Pero es que en los 70 hasta Del Bosque tenía pelo, y bien largo.

En la revolución francesa se llevaba largo, pero daba igual: luego te lo cortaban, cabeza incluida.

Alfombra lila reversibleY hasta hace bien poco podías saber cuál era el malo de las películas porque siempre era el que llevaba la cabeza rapada, pero ahora también los buenos se la rapan y todo es un lío. Se la rapa Sinead O’Connor, se la rapan los futbolistas y todo hijo del vecino.

Por eso en latiendawapa estamos atentos a todas las tendencias y sensibilidades. Y por eso nuestras alfombras reversibles (irreversibles no, ¿eh?) las tenemos en pelo largo o en pelo corto, para que todo el mundo se quede contento.

Son alfombras ligeras, pero con cuerpo, de colores y brillos intensos. Se hacen en medidas pequeñas para los lados de la cama y en medidas grandes para salones o habitaciones. Y todas tienen dos caras, como las monedas de euro, aunque en ninguna cara sale el Rey: los dos lados son la misma alfombra suave y vistosa.

En el departamento de alfombras de la tienda tenéis estas y otras más. Mientras tanto os dejamos con una galería para que decidáis cuál os gusta más: la de pelo largo o la de pelo corto.

Le hemos preguntado a nuestro amigo el lagarto que nos sirve de atrezzo, pero nos ha contestado que, como es de sangre fría, a él esas cosas le dan igual. Allá él.