Es curioso lo que cambian las cosas con ponerte unas rayas. Si no, que se lo digan a Kate Moss.

Ahora en serio, las rayas aportan distinción y elegancia a todo lo que tocan. Los novios en la boda llevan chaqué con rayas y los ejecutivos de categoría usan traje gris oscuro con rayas finas. Además, a este tipo de ejecutivos les gustan tanto las rayas que las continúan utilizando después en la cárcel… está claro que algo tienen las rayas.

Por eso hoy traemos a nuestro banco de pruebas a las alfombras de bambú de rayas, para probarlas en vivo y en directo. Hemos elegido para esta prueba dos de los cuatro colores disponibles: las combinaciones de láminas de bambú en tAlfombra de bambú de rayasonos naturales y en tonos grises.

Nuestro duro pero acogedor suelo las recibe escéptico pero tras unos segundos de tanteo enseguida se ve que hacen buenas migas. De hecho, al cabo de un rato ya parece que se conocen de toda la vida y hasta se cuentan anécdotas.

Los muebles tampoco se quejan, de modo que en un momento todos están tan felices en amor y compañía, como en La Casa de La Pradera. Y no es de extrañar, porque estas alfombras resultan cálidas y acogedoras y su combinación de láminas de 15 mm. en escala de color aporta vida y contraste a la decoración.

Si precisamente eso es lo que quieres, esta es la alfombra indicada, mientas que las alfombras lisas son las apropiadas si lo que quieres son ambientes más tranquilos. La alfombra de tonos grises te hará un contraste espectacular con suelos claros y la natural será la encargada de llevarse bien con todos los suelos.

La conclusión es clara: tus suelos y las alfombras son como el pan y la yema del huevo frito: se necesitan, se están llamando a gritos.

En el catálogo de la tienda puedes ver la ficha completa, las medidas y toda la información. Y aquí tenéis la galería de fotos. Pinchar para ver la presentación.