Si nos fijamos bien, la tapa de un inodoro es como un perro fiel: siempre está ahí cuando le necesitamos, esperándonos con la boca abierta, dispuesto a compartir nuestros momentos más íntimos. Un verdadero amigo.

¿Y cómo le pagamos nosotros a cambio? Pues teniéndole menos cariño que al cobrador del recibo de la luz. ¡Qué ingratitud!

Ya es hora de reparar esa injusticia, porque al fin y al cabo su trabajo es más duro que el del escarabajo pelotero. Sí, el escarabajo ese que hace eso de… eh… estoo… bueno, mejor verlo en los documentales, que contarlo me da la risa.Tapa inodoro azul

El caso es que en latiendawapa nos tomamos las tapas de inodoro muy en serio, tanto que hemos formado con ellas, como veis arriba, un círculo con tantos colores que a su lado el país multicolor de la abeja Maya parece una peli en blanco y negro de arte y ensayo.

Porque nuestras humildes y sencillas tapas de WC demuestran que con ellas también se decora y se alegra un cuarto de baño, dándole a nuestras fieles amigas la importancia que se merecen y aprovechando su gama de colores para combinar y llenar de vida ese rincón tan especial.

Además, cuentan con una fabricación de alta calidad con madera prensada, lacada, con tratamiento antihumedad y con herrajes de acero inoxidable. Hay más detalles aquí.

Así que la próxima vez que vayas a ese sitio, no le des la espalda a la tapa del inodoro (bueno, al menos al principio). Piensa en tu tapa como lo que es: un amigo fiel.