Si nos fijamos bien, el problema no es perder la vida: lo realmente complicado es encontrarla después…

Esto nos enseña la importancia del orden en nuestras vidas y de disponer de un sitio en donde guardarlo todo para encontrarlo más tarde. Por eso nos viene al pelo nuestro producto de hoy: un puff-arcón plegable con más bondades que la Madre Teresa, en el que podrás guardar tantas cosas que hasta te cabrá la vida entera. O como mínimo, los años impares.Puff arcón plegable

Pero la capacidad de almacenamiento de nuestro invitado de hoy no es su única virtud: también es plegable, de modo que se aplana hasta casi desaparecer cuando le conviene, como el Ministro de Economía cuando le preguntan por la crisis.

Puff arcón plegableY sus cualidades no acaban ahí, porque a pesar de ser plegable es altamente rígido, hasta el punto de que su mullido asiento aguanta hasta 120 kgs. de peso. Una excelente noticia, a no ser que seas uno de esos delanteros de rugby tamaño armario ropero que se encargan de empujar en las melés. En ese caso, dedícate primero a la petanca y luego hablamos.

En resumen: este puff arcón plegable es uno de esos productos discretos pero que se hacen imprescindibles. Es como el bajista de los Rolling Stones: nadie sabe quién es, pero sabes que tiene que ser muy bueno.

En el departamento de puffs de la tienda tienes más información, siguiendo estas letritas subrayadas.