Sí, amigos. Aun teníamos más cojines tipo patchwork. Si el último día os hablábamos de los cojines más animales, con perdón, llenos de elefantes y mariposas, hoy os traemos los cojines más hogareños.

Porque nuestros cojines de hoy tienen más casas que un barrio de Hong Kong. Aun más que eso: se puede decir que estos cojines son cojines como una casa. ¡Huy! si es que son una casa. Vaya.Detalle del patchwork

Tienen mejor gusto que el decorador de interiores de Isabel Preysler y les encantarán tanto a tus visitas que tendrás que esconderlos cuando vengan. Si no, volverán el día siguiente y el otro y te acabarán con el anís, con las pastas de nata y con la paciencia. El que avisa no es traidor.

Pero verlos cada día en tus sofás o en tu cama te compensará de todo. Están primorosamente hechos con tela de lino y algodón, con sus aplicaciones de tela y sus botones maravillosamente bien puestos.

De hecho, nueve de cada diez dentistas entrevistados dijeron que eran un 37,5% más felices los miércoles y viernes, desde que tenían estos cojines. Avisados quedáis.

Tenéis todos los detalles en la tienda, en el departamento de cojines. Y mientras tanto, podéis pinchar abajo para ver la galería de fotos.