No hace falta ser una estrella de Holywood para pisar una alfombra roja. En latiendawapa, sin ir más lejos, la pisamos a diario. Y tú, también puedes.

El rojo es el color de la pasión, de la intensidad y del Mar Rojo, que curiosamente es azul. Rojo es como te pones cuando tu pareja te dice ¿cari, de dónde vienes a estas horas? Y rojo es el coche en el que Fernando Alonso llega quinto a la meta todos los domingos.

En un semáforo el rojo te dice no pasar, pero el rojo de esta alfombra te dice sí pisar.Alfombra roja de bambú

Las alfombras rojas, como esta alfombra de bambú que te enseñamos en las fotos, tienen su carácter. Quieren ser protagonistas y que los ambientes se construyan a partir de ellas.

Pero hay que saber mezclarlas: es como todo. Por ejemplo: si te zampas un chuletón acompañado de Fanta naranja, pues… como que no pega. Pero si en cambio te tomas unos percebes con vino Albariño todo va a ir como la seda (excepto la cuenta del restaurante, claro).

Pues con las alfombras rojas pasa lo mismo. Son alfombras que tienen su paleta de colores. Hacen muy buenas migas con los blancos y negros, pero con otros colores se pasan la vida peleándose, como en las tertulias de Telecinco.

Pero el hecho es que bien combinadas son alfombras para llenar tus habitaciones de vida, color y atrevimiento. No son aptas para gente aburrida ni Registradores de la Propiedad.

Pinchando aquí podréis navegar por las alfombras de la tienda y os podéis entreter buscando los colores rojos de cada modelo. O el color que prefiráis, que hay muchos.