En un mundo ideal no habría películas de Robin Williams, la depilación a la cera no dolería, España ganaría Eurovisión y Eduard Punset sería Presidente del Gobierno.

Carro de la compra con perroEn ese mundo ideal también tendrías un perro, al que mandarías a hacer la compra. Claro que el primer día te traería el carrito de la compra lleno de Dog Chow, pero después de amenazarle con dormir en el felpudo de la escalera ya aprendería a hacerla correctamente.

Pero… mientras no inventan ese mundo tendremos que conformarnos con el que tenemos (lo sentimos, Punset).

Y ya que no es posible que la compra te la haga el perro, sí que lo será que el perro te acompañe a hacer la compra. Porque te lo llevarás puesto. Y en dos colores. Porque a la hora de hacer la compra nada como hacerlo con estilo. Con un carro de la compra original y elegante, con vivos colores. Y con perro.

Este carrito de la compra ya está en la tienda, mientras no se agote. Puedes verlo pinchando en la foto grande de arriba. Y también podéis buscar los que hay en cada momento pinchando en este enlace. Carritos de la compra de colores