Si eres de los que de pequeño jugaban con los juegos de construcción Lego, entonces eres de Lego. Y si no, entonces es que eres lego en la materia, con lo cual eres de Lego sí o sí.

¡Je, je! Lo habéis pillado, ¿no? Lego, o lego… ah, que el chiste era muy malo… bueno. Perdonar, pero es que nos pueden las ganas. En fin: el caso es que seas de Lego o seas lego estas cajas te van a encantar.

Porque estos productos originales Lego que traemos hoy no son ladrillos de construcción de juguete, sino que son cajas: cajas de regalo o de ordenación con forma de ladrillo Lego, réplicas exactas de las piezas pequeñitas de juguete, pero a lo grande.Cajas Lego

Y vienen para servir de almacenamiento o de regalo original a los amantes de Lego, lo que es tanto como decir el 99,99% de los daneses y la inmensa mayoría del resto del mundo. De hecho, no hay nada más universal que venga de Dinamarca, excepto Hamlet y las galletas de mantequilla.

Hay cajas pequeñitas, llamadas miniboxes, que son perfectas para regalar con el anillo de compromiso que hará que tu pareja, si es de Lego, te prometa amor eterno (sí, ese que dura tres meses).

Caja cabeza LegoTambién hay cajas con mucha cabeza, que les encantan a los peques. Y cajas ladrillo grandes, de hasta medio metro, en las que podrás guardar mil y una cosas, empezando por las propias piezas del juego de construcción, pero no sólo: podrás meter todo tipo de cachivaches, tu colección de peonzas nepalíes o de recuerdos de Cuenca e incluso te cabrán los recuerdos de tus juegos de la infancia. ¡Ah! Y galletas de mantequilla y un ejemplar de Hamlet, claro.

Y si tienes que hacer un tabique nuevo en tu casa, ¿qué mejor que hacerlo con cajas Lego? Como son réplicas de las piezas de juguete también son aplilables, de modo que podrías hacerte la casa entera con ellas si quieres.

Y si a tí te gustan, a los niños les encantarán. Mientras duren las puedes encontrar en la tienda, pinchando en este enlace.