En clase de geometría nos decían que el triángulo perfecto era el equilátero. Tres lados, tres ángulos, y todos iguales, como los 101 dálmatas. Sí; sin duda es el triángulo más democrático, pero hoy os queremos hablar de un triángulo aún mejor.

El primer vértice está formado por tu sofá. Cuanto más cómodo y mullido, mejor. Y si aun encima tienes a alguien para arrellanarte, miel sobre hojuelas.

El segundo vértice del triángulo es tu tele, Bote de palomitasbien con un partido del mundial o con la última peli de Johnny Depp. Realmente da igual, porque tanto una cosa como la otra parece interesante al principio pero al final te acabas aburriendo.

Y el tercer vértice del triángulo perfecto es tu gran, precioso y rotundo cubo de palomitas Pop Corn. Para que te pongas hasta arriba de palomitas que, como todo el mundo sabe, se han inventado para sentarse en el sofá viendo un partido del mundial o una peli de Jonny Depp.

Y para que no tengas que levantarte, mide 20 cms. de altura y otro tanto de diámetro, con lo que caben casi más palomitas que anuncios ponen en la tele antes de los partidos.

Sí; hay otros triángulos muy famosos, como la Santísima Trinidad, Xavi, Iniesta y Busquets, Los Hombres de Paco o Trancas, Barrancas y Pablo Motos, pero ninguno es tan perfecto como el triángulo que cierra nuestro bote palomitero.

Que aproveche.

Cubo de palomitas